122. ¿Qué tan kosher es tu negocio?

Algo interesante que podemos aprender de los efectos que la emancipación tuvo en el pueblo judío, fue la cantidad de respuestas que la mente judía ideó para encarar el problema. Una de esas respuestas fue el movimiento Musar, que quiere decir “conducta moral con disciplina”.

El movimiento Musar buscó el desarrollo de una conducta ética basada en los valores de la Torá. Fue fundado en Lituania por Rabi Israel Salanter (1810-1883), quien enseñaba que la conducta ética basada en los mandamientos de la Torá, era uno de los objetivos fundamentales del pueblo judío. Su trabajo se concentró especialmente en enseñar ética judía en los negocios. Decía que así como verificamos que un alimento sea kosher, del mismo modo uno debe verificar con igual cuidado que el dinero que uno gana haya sido de manera kosher, o sea éticamente.

El Rabino Isaiah Horowitz nos dice en “Shaar Haotiyot”: “La mezuzah que hemos colocado en el marco de la entrada de nuestra casa, está conectada a las cosas que metemos y sacamos de nuestros hogares. Reunimos en nuestra casa la riqueza que Dios nos ha conferido y ésta debe haberse obtenido con honestidad y buena fe, como corresponde a una casa donde la ley de Dios está inscrita en su entrada. Ese es el secreto para conducir nuestros negocios éticamente. En otras palabras, lo que uno trae a la casa, el sustento que uno gana, debe conseguirse de forma ética y lo que sacamos, en lo que gastamos nuestro dinero, también debe ser de forma ética.”

La palabra “kosher o kashrut” viene de la raíz hebrea “kaf-shin-reish” que significa propio, permitido o correcto. En la Torá hay más de 100 mandamientos relacionados con la kashrut de nuestro dinero, muchos más que los relacionados con la kashrut de la comida.

Por ejemplo, nuestros sabios nos enseñan que el octavo mandamiento, “no robarás”, no sólo se refiere al acto de robarle un bien material a alguien, sino que extienden su significado a la prohibición de actuar falsa o fraudulentamente en asuntos de comercio y de negocios. En Levítico hay varios versículos que norman la conducta ética en los negocios: El 19:35-36 dice: “No haréis injusticia en los juicios, ni en las medidas de tierra, de peso ni de capacidad. Balanzas justas, pesas justas y medidas justas tendréis.” El 25:14 dice: “Y cuando vendan algo a vuestro prójimo o compren de mano de vuestro prójimo, no engañe ninguno a su hermano.” El 25:17 dice: “Y no engañe ninguno a su prójimo” y el 19:14 dice: “No maldecirás al sordo y delante del ciego no pondrás tropiezo”, lo que interpretamos como el no abusar de alguien que está en una posición de desventaja comparado a la nuestra.

El movimiento Musar llevó nuevos aires al judaísmo tradicional, combinando el estudio intelectual de las yeshivot lituanas con la espiritualidad de los hasidim. Fue como un lazo de unión entre los dos grupos ante la emancipación. Su mensaje ético continúa vigente hasta nuestros días, no solo en los negocios sino también en la vida diaria. Así que ¿Qué tan kosher es tu negocio?

Por Marcos Gojman
Bibliografía: The Jewish Religion de Louis Jacobs, Encyclopaedia Judaica y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s