139. Solomon Schechter, el arquitecto del Judaísmo Conservador.

Solomon Schechter (1847-1915) nació en Rumania, en el seno de una familia jasídica Lubavitch. Se educó primero en la yeshiva de Lemberg y continuó sus estudios en Viena y Berlín. Era profesor de temas rabínicos en Cambridge, Inglaterra, cuando descubrió los documentos de la Genizah de El Cairo. Esto le dio renombre a nivel mundial y pronto se le acercaron representantes del Jewish Theological Seminary de Nueva York, para integrarlo a su cuerpo de profesores. Aunque no fue fácil convencerlo, finalmente llegó al seminario donde ocupó el puesto de presidente.

El impacto que Schechter tuvo en el seminario, a lo largo de sus trece años como presidente, fue enorme. Logró reunir un grupo de grandes profesores, expertos en diversas materias, que pronto hicieron que el seminario fuera reconocido mundialmente como el lugar más prestigiado y avanzado en el campo de los estudios judaicos. También, en una serie de cartas y artículos, plasmó las bases de lo que sería el movimiento que él ya encabezaba. En 1913 fundó la United Synagogue of America, con el objeto de construir alianzas entre todos los grupos religiosos.

Schechter sintetizaba en su persona toda la postura filosófica del seminario. Hablaba idish, hebreo, inglés y alemán, además de haber estudiado tanto en yeshivot tradicionales como en las escuelas de Viena, Berlin y Londres, donde aprendió la Ciencia del Judaísmo. Escribía sobre los místicos de Safed como sobre Abraham Lincoln. En su discurso de toma de posesión, citó a Whitman, Goethe y George Eliot junto con pasajes de la Biblia, el Talmud y otros textos religiosos.

Declaraba su compromiso con la modernidad al criticar a aquellos que se negaban a reconocer los grandes movimientos y revoluciones que ocurrieron en todos los campos del pensamiento humano, en los siglos XVIII y XIX, y los reducían a la nada, como si no hubieran ocurrido. Pero de igual forma defendía las bases tradicionales del judaísmo, con todo lo que lo distinguía de otras religiones. Sostenía que la Torá era la base del pensamiento judío, tal como lo fue a lo largo de miles de años, siempre respondiendo a las condiciones de cada época.

Schechter, igual que Frankel en Breslau, pudo conciliar elementos aparentemente opuestos de la modernidad con el judaísmo clásico tradicional. Su enfoque se basaba en el estudio histórico y crítico del judaísmo, con lo que se distanciaba tanto de las corrientes ortodoxas, que no aceptaban el hecho de que el judaísmo había evolucionado en el tiempo, como del movimiento reformista que había eliminado muchas de las prácticas históricamente clásicas judías.

Schechter no puso por escrito una declaración de principios del nuevo movimiento, a diferencia de los reformistas que, con su Plataforma de Pittsburgh, provocaron el rompimiento con los sectores tradicionales de la comunidad judía americana. Su apertura ideológica los convirtió en el movimiento religioso judío más floreciente en la primera mitad del siglo XX. Sin duda, Solomon Schechter fue el gran arquitecto del judaísmo conservador.

Por: Marcos Gojman.
Bibliografía: Conservative Judaism de Neil Gillman y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s