176. Adin Steinsaltz: los judíos, de muchas formas, somos judíos talmúdicos.

El rabino Adin Steinsaltz nació en Jerusalem en 1937, ciudad donde reside hasta el día de hoy, en el seno de una familia totalmente secular y sionista. Su padre fue de los pocos de la tierra de Israel que fueron como voluntarios a apoyar a la República en la guerra civil española. A la edad de diez años, le contrató un tutor para enseñarle Talmud. Él le dijo: “No me importa si eres ateo, pero no tolero que ningún miembro de mi familia sea un ignorante. Es una vergüenza que un judío sea un ignorante”. Poco antes de su bar mitzvah, Adin decidió por su propia voluntad practicar el judaísmo de manera ortodoxa. Steinsaltz decía: “Yo soy más observante que mi papá, pero mi papá es más judío que yo.”

Steinsaltz estudió matemáticas, física y química en la Universidad Hebrea de Jerusalem, al tiempo que estudiaba para rabino. Después de graduarse, se dedicó a establecer escuelas experimentales y a los 24 años, se convirtió en el director de escuela más joven en Israel. En 1965 fundó el “Israel Institute for Talmudic Publications” y empezó su obra monumental de traducir el Talmud al hebreo, con su respectivo comentario, con el objeto de permitir a los que hablan hebreo y no arameo, el poder descifrar el complicado texto de la Guemará, la cual se escribió en arameo antiguo y sin usar puntuación. Le tomó 45 años terminar el proyecto. Además de la traducción a hebreo, ha traducido partes del Talmud al inglés y a otros idiomas.

Las ediciones “Steinsaltz” han abierto el mundo del Talmud a miles de personas que estan fuera de los muros de las yeshivoth, incluyendo a las mujeres, a quienes tradicionalmente no se les enseñaba Talmud. En sus ediciones, Rabi Steinsaltz colocó el comentario de Rashi en un lugar distinto al de los textos tradicionales y por eso algunos rabinos ultra ortodoxos no aceptaban su obra y prohibieron su uso. Pero con el tiempo esta actitud negativa se fue opacando. Él decía: “Nunca pensé que propagar la ignorancia tuviera algún beneficio, excepto para aquellos que están en una posición de poder y quieren privar a otros de sus derechos, para tenerlos subordinados”.

Steinsaltz ha escrito más de sesenta libros, la mayoría sobre teología, pero también ha escrito sobre zoología, estudios sociales y hasta tiene una novela detectivesca. Uno de los más conocidos es “The Thirteen Petalled Rose”, (La rosa con trece pétalos) su obra clásica sobre kabalah. Su compromiso con la educación lo ha llevado a establecer una red de escuelas e institutos tanto en Israel como en los países de la antigua Union Sovietica.

Para Steinsaltz, el Talmud es la piedra angular de la cultura judía. Es cierto que el origen de ésta es la Biblia, pero la influencia del Talmud es fundamental. Quizas porque no fue creado por individuos aislados, sino más bien por cientos y cientos de sabios, en casas de estudio, en un proceso milenario que todavía continúa. Dice Steinsaltz: “El Talmud es la columna central para poder entender cualquier cosa sobre judaísmo, más que la Biblia. El Talmud no es un regalo divino que se le dio al pueblo judío. El pueblo judío lo creó, pero a la vez el Talmud creó al pueblo judío. De muchas formas, somos judíos talmúdicos.”

Por Marcos Gojman.

Bibliografía: Artículos de Irene R. Prusher, Raphael Ahren, Nathan Jeffay y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s