184. Kol Nidrei, la fuerza de una melodía.

“Todos los votos, y todas las prohibiciones, y todos los juramentos, y todas las consagraciones…, que hayamos prometido, o jurado, o consagrado, o prohibido a nosotros mismos, desde este Yom Kipur hasta el próximo Yom Kipur (versión ashkenazi) desde el pasado Yom Kipur hasta el presente Yom Kipur (versión sefaradí), que vengan para nuestro beneficio. En cuanto a todos ellos, los repudiamos. Todos ellos quedan deshechos, abandonados, cancelados, nulos y sin efecto, no están en vigor, ni en efecto. Nuestros votos ya no son votos, y nuestras prohibiciones ya no son prohibiciones, y nuestros juramentos ya no son juramentos.”

Este es el texto del rezo de Kol Nidrei, con lo que se inicia Yom Kipur, el Día del Perdón y sin duda uno de los rituales más conocidos dentro del judaísmo. La melodía que lo acompaña, especialmente la versión ashkenazi, es, inclusive, más conocida que el significado de la propia letra. Muchos judíos de los que normalmente no asisten a una sinagoga, hacen la excepción la noche de Yom Kipur para escuchar el rezo de Kol Nidrei. Con todo, Kol Nidrei no es una plegaria, es una fórmula legal para cancelar promesas, no menciona a Dios y está escrito en arameo con un poco de hebreo. Tampoco habla de arrepentimiento, el tema principal de la fiesta.

La Torá menciona en varios pasajes el tema de las promesas o los votos. En Deuteronomio 23: 22-23 está escrito: “Si le haces una promesa al Señor tu Dios, no tardes en cumplirla, porque ten por seguro que el Señor tu Dios te pedirá cuentas de ella y si no la cumples cargarás con un pecado. 23 No pecas, sin embargo, si te abstienes de hacer promesas.”  Eventualmente, los rabinos definieron el como anular las promesas, en los tratados Nedarim y Shevuot del Talmud. Por eso se acostumbra decir “bli neder”, “sin que esto sea una promesa”, cuando una persona promete algo.

No se sabe cuándo y dónde se escribió el Kol Nidrei. Ya se tiene evidencia de él desde el siglo IX EC. Se sabe que a los grandes rabinos no les gustaba. Rav Amram Gaon, en su “Seder” dice que es una costumbre tonta y que está prohibido practicarla. Pero para el año 1000 el rezo de Kol Nidrei ya había logrado ser aceptado en Babilonia. En el siglo XI, Rabenu Tam cambió la frase de “desde el pasado Yom Kipur hasta el presente Yom Kipur” por la de “desde este Yom Kipur hasta el próximo Yom Kipur” lo que fue aceptado por la comunidad ashkenazi, pero no por los sefaradim. Académicos como Joseph S. Bloch buscaron el origen del ritual en las conversiones forzadas al cristianismo de judíos en la época de los visigodos en España en el siglo VII, en el imperio Bizantino (700-850) y en la España de la Inquisición, cuando los conversos lo rezaban a escondidas.

Entonar Kol Nidrei en la noche de Yom Kipur, con todos los hombres cubiertos con su talit y todas las Torot rodeando la Bimah vestidas de blanco, simulando ser testigos de un canto y una letra que recuerda a aquellos que fueron obligados a abandonar su judaísmo, es más que pedir la simple anulación de una promesa, es proclamar nuestra pertenencia a través de la fuerza de una melodía.

Por Marcos Gojman.

Bibliografía: Artículos de Louis Kaplan, Herman Kieval y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s