21 ¡¡Me las vas a pagar!!

La regla de oro: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18) está cimentada en el principio de que todos los hombres somos iguales,  ya que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y su aplicación no depende de que el prójimo me caiga bien o inclusive que sea o no mi amigo o mi enemigo. En Shmot 23:4  dice que “si te encuentras al buey o al asno de tu enemigo perdidos en el campo, se los debes llevar de regreso. Si el burro de tu enemigo está abrumado por su carga, debes ayudar a aligerársela”.

La venganza está prohibida. La ley del Talión, el famoso “ojo por ojo”, desde el principio fue explicada por nuestros sabios en dos sentidos: que el castigo debe ser proporcional al crimen cometido y que este castigo debe ser aplicado por una corte. Buscaban evitar las venganzas personales y humanizar las leyes para evitar los excesos en los castigos. Los rabinos también establecieron que el pago por un crimen sería, en la mayoría de los casos, una sanción económica proporcional al daño causado.

En Levitico 19:18 está escrito: “No debes tomar venganza o guardar resentimientos en contra de los hijos de tu propio pueblo”. “No digas, le haré a él lo mismo que él me hizo, le pagaré en la misma moneda por lo que me hizo” (Probervios 24:29). Esto no quiere decir que no se debe proceder en contra de alguien que cometió un crimen, al contrario, debemos de sancionarlo, pero dentro del marco de la ley y no por tu propia mano.

Maimonides en su Mishne Torah lo resume de la siguiente manera:” Le está prohibido al hombre ser duro e irreconciliable y debe ser fácil de apaciguar y difícil de ser provocado. Si el que ofende se disculpa (sinceramente) lo debe perdonar de todo corazón  y con espíritu dispuesto. Si el otro te  ha acosado y pecado en contra tuya, no debes tomar venganza ni guardar rencor”. (Hiljot Teshuvah  2:10).

Entonces, de verdad crees que puedes o debes decir: ¿Me las vas a pagar?

Preparado por Marcos Gojman

Bibliografía: The Jewish People, their history and their religión, por los rabinos David J. Goldberg y John D. Rayner

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s