25 ¿Qué es eso de Rezar?

El término en hebreo de lo que llamamos en español “rezar” es Tefila. Esta palabra se deriva de la raíz hebrea “fei, lamed, lamed,” que quiere decir “juzgar”, o “interceder a favor de alguien” o “tener esperanza”. Por lo tanto, tefila implica el  juzgarnos a nosotros mismos, o interceder en nuestro favor ante Dios o expresar nuestro sentimiento de esperanza de que algo cambie para bien.

La liturgia judía se basa en tres tipos de rezos: los rezos para dar gracias a Dios, los rezos para alabar a Dios y los rezos para pedirle algo a Dios. Aunque cada género tiene un propósito diferente, el contenido es similar y reflejan, de forma consistente, la manera de entender el Judaísmo que tienen nuestros sabios.

En la Biblia hay varios ejemplos de rezos espontáneos. Por ejemplo, Hannah le rezó a Dios para poder tener un hijo y su pedido fue concedido con el nacimiento de Samuel. Pero en la época bíblica, eran los sacrificios la manera aceptada de relacionarte con Dios. Con la destrucción del primer Templo y el exilio a Babilonia, los judíos en la diáspora desarrollaron rituales alternativos a los sacrificios, ya que en Babilonia no los  podían hacer. Estudiar la Torá fue uno de ellos.

Muchas de las primeras plegarias eran salmos, himnos o poemas tomados de la Biblia a los que se les acompañaba con música. La primera plegaria que se escribió fue la Amidah y después le siguió el Shemah. Pasajes bíblicos fueron añadidos con el paso del tiempo. Un marco de referencia para los rezos existió en la época talmúdica y se rezaba de memoria.

El orden de los rezos se fijó finalmente hasta el siglo IX, al aparecer el que es hasta nuestros días el libro de rezos tradicional, el “Sidur” que quiere decir orden, del cual hay muchas versiones. El primero que se conoce es el Seder de Rav Amram Gaon de alrededor del año 850. El primer sidur impreso apareció en Europa en 1485.

El libro de rezos contiene plegarias escritas en todas las diferentes épocas de la historia judía. Es una antología de la creatividad literaria judía. Hay selecciones de la Biblia, el Talmud, los Midrashim, los escritos de Maimonides (el Ygdal) y de la Kabalah (Lejah Dodi). Hay rezos medievales como el Unetaneh Tokef  y rezos contemporáneos como la plegaria por el bienestar del Estado de Israel y del país donde se reside. Es un tesoro y un compendio de las creencias judías y está en constante evolución para poder expresar esas creencias en el lenguaje de cada generación.

Rezar en el Judaísmo es algo más que una expresión de nuestra fe. Nos da un sentimiento de pertenencia a una comunidad y afirma nuestro Judaísmo en un contexto social. Estar en la sinagoga  junto con otros que comparten nuestras creencias, es muchas veces más importante que el significado de las mismas palabras que decimos al rezar.

Preparado por Marcos Gojman.

Bibliografía: “What do Jews Believe? de David S. Ariel.

 

 

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s