104. Polonia, el cuarto gran centro del judaísmo.

La historia de los judíos en Polonia se remonta a más de un milenio. Por siglos, Polonia fue la sede de la más grande y significativa comunidad judía del mundo. Polonia fue el centro de la cultura judía, gracias a un largo período de tolerancia religiosa y autonomía social. Desde su fundación en 1025 hasta los años de la mancomunidad polaco-lituana, en el siglo XVI, Polonia era el país más tolerante de Europa. Se había convertido en un refugio para los judíos perseguidos y expulsados de Europa. A mediados del siglo XVI, tres cuartas partes de los judíos del mundo vivían en Polonia.

La primera gran emigración de judíos de Europa occidental ocurrió en la época de la primera cruzada en 1098. En el siglo XIII el gobierno polaco propició la inmigración judía para colonizar el país. Llegaron inmigrantes de Bohemia-Moravia, Alemania, Italia, España y hasta de Crimea. Los refugiados de Alemania trajeron un dialecto mezcla de alemán y hebreo que eventualmente se convirtió en el Yiddish, lengua que por siglos hablaron los judíos polacos.

Un factor que fomentó la llegada de inmigrantes judíos a Polonia fue una serie de edictos, como la ley Magdeburg, que les otorgaba ciertos derechos y privilegios. Por ejemplo, podían definir sus propios barrios, marcar su competencia económica y hasta establecer monopolios. Otro fue el Estatuto de Kalisz, que les daba a los judíos libertad de culto, comercio y movimiento. En 1332 el rey Casimiro II el grande, amplió aún más el estatuto. Entre otras cosas, estableció la pena de muerte para aquellos que secuestraran niños judíos con el objeto de convertirlos al cristianismo.

En 1388-89, Lituania se fusionó al reino polaco, extendiendo los mismos privilegios a los judíos lituanos. En 1492, a raíz de la expulsión de los judíos de España, Polonia se convirtió en el refugio para los exiliados de la Europa occidental. Este flujo de nuevos inmigrantes aunado a la población judía local, convirtieron a Polonia en el centro cultural y espiritual del pueblo judío. Se considera el período del rey Zygmunt I (1506-1548), como el período más próspero del judaísmo polaco. Una gran cantidad de grandes figuras intelectuales surgieron al final del siglo XVI y principios del XVII. Academias judías se establecieron en muchas ciudades polacas como Lublin y Cracovia. Aunque antes no, para 1551 la comunidad judía podía escoger su propio rabino principal. Este podía designar a funcionarios y jueces. Después de la fusión de Polonia con Lituania, Polonia anexo Ucrania y muchos judíos fueron enviados a colonizar los nuevos territorios.

Los judíos llegaron a ser la columna vertebral de la economía polaca. Formaron la clase media en un país donde la población general estaba mayormente compuesta de terratenientes y campesinos. Del siglo XVI al XVII los judíos gozaron de una forma de auto gobierno, el Consejo de las Cuatro Tierras, “Vaad Arva Artzot”, una especie de parlamento judío. Sus decretos reflejaban el espíritu de la Torá y sus valores. Después de la Tierra de Israel, Babilonia y España, Polonia se había convertido en el cuarto gran centro del judaísmo mundial.

Preparado por Marcos Gojman.
Bibliografía: Jewish Encyclopedia, Encyclopedia Judaica y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s