115. ¿De dónde salió mi escuela judía?

El mayor campo de acción de la Haskala, el movimiento que llevó la Ilustración al judaísmo, fue en la educación. Los maskilim, los partidarios de la Haskala, buscaron quitar el estudio del Talmud de su posición central en la educación judía. El plan de estudios de las nuevas escuelas incluía estudios judaicos, pero enfatizaba el estudio de materias seculares, las lenguas modernas y la capacitación práctica en oficios, especialmente los oficios manuales. Promovían el estudio de la historia del pueblo judío y del hebreo bíblico, como un camino para revivir el sentimiento nacional judío. Querían que los niños judíos fueran educados con sentido común, tolerancia y buen raciocinio.

Algunos gobernantes ayudaron de forma indirecta con el proyecto de los maskilim. El emperador José II de Austria promulgó un edicto donde decretaba que los judíos debían establecer escuelas “normales” o mandar a sus hijos a las escuelas del estado. Como resultado del decreto, se crearon nuevas escuelas judías modernas. En 1820, Francisco I decretó que los rabinos tenían que estudiar ciencias, por lo que se abrió un seminario rabínico en Padua en 1829.

Fue en Berlín donde se fundó la primera escuela con el programa de la Haskala. No tenía costo y estaba dirigida a niños de escasos recursos. Ellos estudiaban alemán, francés, aritmética, geografía, historia, arte, estudios bíblicos y hebreo. El estudio del Talmud fue prácticamente abandonado. Otras escuelas se crearon en otras ciudades como Dessau y Frankfurt. Los maestros empezaron a escribir libros de texto con este nuevo enfoque.

La Haskala también trajo cambios en la educación de las mujeres. Los maskilim crearon escuelas gratuitas para niñas en varias ciudades alemanas. Las materias incluían hebreo, alemán, nociones fundamentales de religión y de ética, aprender a rezar y aritmética. En algunas se enseñaba a leer y escribir en yidish, trabajos manuales, arte y canto.

El primer seminario para formar maestros se estableció en Kassel en 1810. Otros más se crearon en Ámsterdam y Budapest. En Vilna y Zhitomir se establecieron seminarios rabínicos patrocinados por el gobierno ruso y pagados con un impuesto especial cubierto por los judíos del lugar, aunque se enseñaba en ruso, por lo que las clase de hebreo y de tradiciones judías eran deficientes. No había escuelas secundarias judías y aquellos que querían seguir estudiando tenían que hacerlo en instituciones no judías.

La Haskala propició el resurgimiento del hebreo, especialmente el bíblico. Moisés Mendelssohn escribió en hebreo un comentario de la Biblia junto con una traducción al alemán. El periódico Hameasef, el que reúne, fue la primera publicación periódica en hebreo hecha por alumnos de Mendelssohn y duró de 1783 a 1811.

La Haskala creó las primeras obras de literatura en hebreo y las primeras sobre temas seculares en yiddish. Desarrolló una prensa judía escrita en hebreo, yiddish y ruso. Finalmente podemos decir que creó todo un sistema de educación judía secular que ha influido al mundo judío hasta nuestros días. Ahora entiendo de donde salió mi escuela judía.

Por Marcos Gojman.
Bibliografía: Encyclopaedia Judaica y otras fuentes.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s