250. Los diferentes movimientos religiosos no llegaron al judaísmo sefaradí.

En el judaísmo ashkenazi existen una gran variedad de movimientos religiosos: los ultraortodoxos, los jasidim, los ortodoxos modernos, los open orthodox, los tradicionalistas, los conservadores, los reconstruccionistas, los reformistas, las javurot, los humanistas, etc. La lista podría ampliarse aún más, si mencionáramos los subgrupos que hay dentro de cada uno de ellos. En cambio, en el judaísmo sefaradí, prácticamente casi todos se consideran, de alguna forma, ortodoxos.

Daniel J. Elazar nos dice: “Una de las mayores, si no es que la más grande contribución de los judíos sefaradíes, fue su particular enfoque sobre la teoría y la práctica del judaísmo. Los judíos ibéricos reformularon el judaísmo que heredaron de los judíos de Eretz Israel, Babilonia y el norte de África y lo plasmaron en formas clásicas, pensadas y organizadas sistemáticamente, y ofrecieron una teología equilibrada y práctica, sin excesos, seriamente judía, pero sin perder lo mundano y lo cosmopolita. El judaísmo sefaradí clásico fue diseñado por hombres que vivían en el mundo exterior y participaban activamente en sus asuntos. La mayoría de ellos deseaba un judaísmo, en sus aspectos esenciales, no menos riguroso que el de los judíos ashkenazím, pero flexible en sus interpretaciones y aplicaciones. Su judaísmo se aislaría del mundo exterior, sólo donde fuera críticamente necesario y no impediría que los judíos desempeñaran su papel en lo que era la España de antes de la revuelta antijudía de 1391: una sociedad multirreligiosa.”

Elazar continúa: “El judaísmo sefaradí, tal como se desarrolló en España, no rompió con la tradición, como lo hizo el judaísmo reformista, pero tampoco convirtió la tradición en algo congelado, o peor aún, en una ideología rígida, como lo hizo la ultraortodoxia. La cultura del mundo mediterráneo era diferente de la del norte de Europa. Como regla general, los pueblos mediterráneos creen que deben ser formalmente fieles a las tradiciones de sus padres, aunque se reservan el derecho a determinar cómo mantendrán individualmente esas tradiciones”.

Los judíos sefaradim no desarrollaron diferentes corrientes dentro de su judaísmo, a diferencia de los ashkenazim que no solo lo hicieron, sino que, además, para promover sus movimientos, fundaron grandes instituciones, como las yeshivot lituanas y jasídicas o los seminarios rabínicos americanos, que dominan la escena religiosa judía, especialmente desde el siglo XX. Ese dominio penetró en el judaísmo sefaradí donde, al no tener instituciones similares, empezaron a integrarse al mundo religioso, especialmente ortodoxo, de los ashkenazim. Es curioso como ahora muchos de los rabinos de las comunidades sefaradim provienen de yeshivot ashkenazim.

El mundo sefaradí continua siendo mayoritariamente ortodoxo. Las diferentes denominaciones religiosas no han penetrado su cultura. Todavía conserva ese carácter de cobijar bajo un mismo techo las diferentes tradiciones religiosas. Para ellos la tradición pesa más que la modernidad.

Por Marcos Gojman.

Bibliografía: Daniel J. Elazar: “Can Sephardic Judaism be reconstructed?”, Elliot Jagger: “Sephardi Judaism straining to stay non-denominational”

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 250. Los diferentes movimientos religiosos no llegaron al judaísmo sefaradí.

  1. A riesgo de parecer que me estoy autopublicitando, escribí bastante sobre el tema en mi blog (https://meredhakadosh.wordpress.com/category/sefaradim/). Igualmente me parece que acá hay que distinguir entre “sefaradim” en el sentido de judíos descendientes de la comunidad española-portuguesa y “sefaradim” en el sentido de judíos descendientes de comunidades de origen árabe. Muchas veces se tienden a confundir pero no son lo mismo.
    Como explicaste en una entrada anterior, en Estados Unidos hasta la década de 1930/40, predominó un judaísmo “sefaradí” (español-portugués), pero eso es diferente del judaísmo que nosotros llamamos popularmente “sefaradí” (árabe). O sea, no es lo mismo David de Sola Pool que Rab Ovadia Yosef. Tanto en el caso sefaradí español-portugués como en el caso sefaradí árabe, aplica eso de olvidarse de las denominaciones (ortodoxos, conservadores, reformistas, etc) pero el desarrollo histórico de las dos comunidades es distinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s