95. La ley escrita y la no escrita.

La ley escrita, en inglés Statutory Law, son esas leyes que están escritas en códigos y que fueron promulgadas por un cuerpo legislativo, como por ejemplo los parlamentos, las cámaras de diputados o de senadores o los sínodos de religiosos. En este sistema, los jueces deben apegarse a lo que dice la ley escrita para dictar una sentencia.

Por otro lado, la ley no escrita, en inglés Common Law, es un conjunto de normas legales que no están basadas en un código escrito, sino en el espíritu y las costumbres de la comunidad. Esas normas se desarrollan de forma gradual en base a las decisiones de los jueces que, aunque toman en cuenta decisiones anteriores, las van adaptando a las nuevas circunstancias. Ese conjunto de decisiones de los jueces puede ponerse por escrito, pero no por eso se convierten en ley. Sólo sirven para que otros jueces las puedan consultar.En ese entorno no había colegios de abogados, por lo que los viejos de la aldea, que poseían la sabiduría del tiempo, determinaban el mejor fallo en una situación dada.

Sin embargo, en la Europa del siglo XIX, con la creación de las nuevas naciones y el hecho que la mayoría de la población ya era urbana, se tuvo la necesidad de unificar los criterios de los jueces y formular una serie de reglas que finalmente quedaron escritas en códigos.

En la Biblia,los jueces no tenían códigos escritos que consultar. El profeta Natán cuestiona al rey David en el episodio de Batsheva y le relata una situación ficticia donde alguien que tenía un gran rebaño le quita su único animal a otro. Natán le pregunta al rey cual debe ser el castigo en este caso y David lo sentencia a muerte. Si los mandamientos bíblicos hubieran tenido en esa época el carácter de ley escrita, David debería de haber consultado Éxodo 21:37 que dice: “Si un hombre roba un toro o una oveja y lo mata o lo vende, debe de pagarle al legítimo dueño cinco toros por el toro o cuatro ovejas por la oveja” y no haber dado esa sentencia.

La jurisprudencia judía retuvo su naturaleza de ley no escrita desde el final de la época bíblica hasta los principios del judaísmo rabínico. Los rabinos continuamente interpretaban las escrituras de forma tal que le permitía a la ley el adaptarse a las necesidades del momento. El codificar la halaja, la ley, era expresamente desalentado y hasta prohibido. El mismo Talmud Babli, más que un código, es una recopilación de una larga serie de discusiones entre los sabios.

Entonces, ¿cómo es que el judaísmo llegó a aceptar los códigos de Maimónides y de Josef Caro? Igual que en la Europa del Siglo XIX, el Mishne Tora de Maimónides y el ShuljanAruj de Caro buscaban unificar al pueblo judío con una sola interpretación de la ley. Josef Caro defendía su obra alegando que el judaísmo podía llegar a tener un número infinito de Torás si no se unificaban las interpretaciones. Pero para el rabino Luria, por el contrario, había que celebrar esa multitud de opiniones, ya que “las almas de Israel” estaban dotadas de diferentes capacidades y cada una tenía un pedacito de esa Gran Verdad. Pero como en Europa, con el tiempo, los códigos escritos se impusieron en el judaísmo. La ley escrita se impuso sobre la ley oral. Qué lástima.

Preparado por Marcos Gojman
Bibliografía: Joshua Berman “What is this thing called law?” Publicado en Mosaic.

Esta entrada fue publicada en Al reguel ajat. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s